15 de diciembre de 2013

TIEMPO DE RESPIRAR...

Tiempo de silencios, de reflexiones, de pararse un momento, mirar a nuestro alrededor, de respirar...


De un tiempo a esta parte, me sorprendo al observar como seguimos cayendo en la tentación (y en la ostentación) de pensar (y divulgar a los 4 vientos, y a ser posible en un tono elevado de voz) que las carreras de montaña, son lo mejor que uno se puede encontrar en la vida (después de un buen vino, e incluso, en ocasiones, mejor que el sexo).
Y añado en el mismo "paquete" de actividades sin las que parece que no podemos vivir, todas aquellas que ocurren en un entorno privilegiado, ilimitado y tan energético como son las montañas. (Unos nos sentiremos más cerca del alpinismo, otros de la escalada, la bicicleta de montaña, el hielo, etc...)


No sólo es lo "mejor que nos podía pasar", sino que además lo convertimos en religión. Y como no tenemos suficiente con  ponernos etiquetas o pertenecer a algún tipo de tribu o grupo, nos "sectarizamos"...

Antes uno salía a correr por el monte. Ahora hacemos Trails; ni siquiera hacemos footing, ahora somos Homo Runners (uys..perdón...hay quién sólo corre Ultras). Las carreras de orientación se han convertido en "Rogaines"; y ya no basta con llegar y acabar una prueba, sino que el objetivo  es ser Finishers.


A todo este batiburrillo de nomenclaturas, le sumaremos las tendencias :
el grupo de montañeses de toda la vida, recios y fornidos, por sus piernas sin depilar los conoceréis; los minimalistas, pecho al descubierto, camiseta a la cintura y esas zapatillas "voladoras"; los que llevan ropa compresiva hasta en los "gallumbos"; los que parecen catálogos 3D en movimiento de tal marca o tal otra; los que corren con camisa (si, si, habéis leido bien, y no precisamente camisas del gigante textil Inditex); los "Killian"...los "Quechua"; y por supuesto los que ya no saben donde más se pueden colocar la Go-Pro.


Erich From, conocido piscólogo y filósofo humanista, escribía que cuando intentamos imitar a los que nos rodean, pasamos desapercibidos, corriendo el riesgo de transformarnos en inconformistas incapaces de rebelarnos contra lo establecido, e incluso perdiendo nuestra libertad. 

El nuevo siglo en el que nos hallamos, está plagado de posibilidades de interacción, de intercomunicación masiva e invasión 2.0, de redes sociales altamente contaminantes que deforman la realidad, priorizando el impacto mediático (recomiendo vacunarse antes), aparcando las emociones y los sentimientos a un lado. 
Nos dejamos arrastrar por el valor (discutible) de nuestros logros y hazañas, dejando de prestar atención, e incluso "despreciando", el hecho de que para algunos (ya quedamos pocos), sea más importante el divertirse corriendo sin rumbo por bosques y montañas que contra el crono; que seamos capaces de disfrutar simplemente escalando, que estando más pendiente del grado de la vía que ha hecho el de al lado; que se me erize la piel subiendo montañas y recorriendo senderos con mi bicicleta, que pedalear obsesionado con los vatios de potencia que he generado...Cómo hemos podido olvidar con tanta facilidad, que la distancia más corta entre dos personas es la risa...???


Tomarnos tan en serio a la hora de practicar este tipo de actividades, ahoga sentimientos, entierra la espontaneidad y aquella frescura con la que comenzamos a dar nuestros primeros pasos, nuestras primeras zancadas, aquellos pimeros pedaleos inseguros, nuestras primeras flechas.

Finaliza otro año más. El Invierno ha entrado de lleno en nuestras casas. 
Quizás sea éste un buen momento para pararnos, para sentir como respira nuestro corazón y como laten nuestros pulmones, para olfatear nuestra piel y la de las montañas, para mirar a nuestro alrededor y esperar la llegada del nuevo año, que seguro llegará cargado de nuevos retos y proyectos en los que ponernos a prueba. Pero sobre todo, no olvidemos nuestra capacidad de disfrutar y de pasar buenos ratos  con los amigos...

Sed felices...!!! Nos vemos en las montañas...!!!



31 de mayo de 2013

ILUSIÓN...

Hace ya algunos lustros que, inquietas y nerviosas, mis primeras flechas comenzaron a volar. Diversos motivos, me han mantenido a épocas totalmente alejado, (y en otros momentos totalmente inmerso y “abducido”), por el maravilloso y apasionante mundo de la arquería. Y sin haber perdido nunca el contacto con los bosques ni con el vuelo de las flechas, diversas circunstancias han provocado que de nuevo me sienta, desde hace ya varios meses, en total conexión (casi mística) con la energía del bosque, el arco, las flechas. 


Tras un par de meses en contacto más íntimo y directo con la arquería (entrenos, recorridos, sesiones de tiro con arco Zen, campamento medieval, talleres de iniciación, etc.) siento en todo mi cuerpo, como se van integrando y recolocando, todos aquellos conocimientos, conceptos, sentimientos y emociones que desde hace años me inundan cada vez que sujeto un arco y una flecha entre mis manos, y que se ve potenciado en estos últimos años gracias a que otros conceptos de filosofía más oriental, forman parte de mi formación y de mi vida. Una de las herramientas que considero me ha ayudado a mejorar y crecer como arquero ha sido la observación interna y la auto-escucha, pero también, todo lo que he llegado a  aprender mirando a otros arqueros-as, observando una y otra vez a cursillistas, a los aprendices de arquero, a mis alumnos, a otros “colegas” y amigos que un fin de semana tras otro, disfrutan de una buena sesión de arcos y bosques.


Hace unos pocos días que se celebró en mi club de tiro con arco, la 5ª prueba de la liga catalana de recorrido de bosque. Además de colaborar en la organización y desarrollo de la prueba, para mí fue un lujo poder disfrutar y aprender, observando y contemplando a los 75 arqueros y arqueras de todas las edades y diferentes modalidades, que a lo largo de toda la mañana disfrutaron (espero y deseo que así fuera) de una buena jornada arquera. 

Durante varias horas pude dedicarme a observar, con calma y sin prisas, todo un amplio muestrario de rituales de  respiración, posición de pies, colocación, ubicación en la piqueta, localizar el objetivo, “dialogar” con él, la mirada instintiva de unos, intuitiva en otros, calculadora en muchos, situar el “focus” (no nos limitamos a mirar el objetivo sino que, además, nos concentramos en él); las diferentes manos de arco, la respetuosa colocación de la flecha, las sueltas (benditas y “condenadas” sueltas), el hermoso sonido del vuelo de la flecha, el impacto en nosotros mismos del “éxito” o el “fracaso”… 


Pero sí algo me cautivó, es que volví a recordar (del latín “re-cordis”, volver a pasar por el corazón), el motivo por el que sigo “vivo” en este camino que algunos iniciamos hace ya largo tiempo; y ello es debido a un aspecto que éste fin de semana pude observar todavía vivo en casi todos los niños que participaron, y por suerte, en algunos adultos. Un componente todavía más imprescindible que técnicas, materiales, u otros aspectos que, aunque “importantes”, no considero tan relevantes o prioritarios para poder disfrutar de la arquería, de bosques, de arcos y flechas. Me refiero a la ILUSIÓN.


La ilusión al colocarnos nuestro nuevo protector de brazo, al sujetar nuestro arco, al hablar de él, al contemplar el vuelo de nuestras flechas nuevas, al escuchar el impacto de la flecha en la diana (cuantas veces olvidamos que el pleno de la diana es el centro de nuestro propio corazón); ilusión al caminar por los senderos, arterias primitivas por las que circula la energía de los bosques; ilusión al compartir conversaciones y sonrisas con los compañeros de patrulla, incluso consiguiendo que olvidemos (a veces) los puntos que llevamos. 


No importa el tiempo que llevemos en esto. Pienso que nunca deberíamos de perder ese aspecto mágico de nuestras vidas. Volvamos a “re-cordar”, en cada ocasión que estemos ante una diana, esa primera mirada a nuestro arco, nuestra primera flecha, nuestro primer recorrido de bosque. Volvamos a recuperar la mirada de aquél niño que un buen día, decidió que quería ser arquero. 


“Algunos arqueros dirán que el hecho de lograr o no lograr dar en el blanco no tiene la menor importancia, ya que la verdadera cuestión es lo que uno obtiene espiritualmente del tiro con arco.” R.B.Acker.

27 de abril de 2013

HASTA EL FINAL...

Si vas a intentarlo ve hasta el final
de lo contrario no empieces siquiera

Tal vez suponga perder novias, esposas,
familia, trabajo y quizá la cabeza.
Tal vez suponga no comer
durante tres o cuatro días

Tal vez suponga helarte en el banco de un parque
Tal vez suponga la cárcel
Tal vez suponga humillación
Tal vez suponga desdén, aislamiento

El aislamiento es el premio
Todo lo demás es para poner a prueba tu resistencia,
tus auténticas ganas de hacerlo y lo harás

A pesar del rechazo y de las ínfimas probabilidades
y será mejor que cualquier cosa que pudieras imaginar
Si vas a intentarlo, ve hasta el final
No existe una sensación igual

Estarás sólo con los dioses
Y las noches arderán en llamas
Llevarás las riendas de la vida hasta la risa perfecta
es por lo único que vale la pena luchar.

Charles Bukowski ( Tira los dados ) 


.- Photo by Ansel Adams 1960.

PD.- Y ahí sigo. Tirando los dados, siguiendo en el Camino, sintiendo, aprendiendo, soñando, viviendo, vibrando...!!! Nos vemos de  nuevo en las montañas.. !!!

7 de febrero de 2013

PRIMEROS PASOS...

En el anterior "blogtículo", transcribía las palabras de un conocido alpinista, en las que decía:
"Los primeros pasos son los más difíciles. A cualquiera le tiemblan los pies cuando se va abriendo su propio camino muy arriba sobre el abismo". (R. Messner).


Creo que de forma inconsciente (y "causal"), escogí esa frase por algo realmente evidente. Mi actual presente, mezcla de dudas, cambios, miedos, nuevos propósitos y proyectos, en los que esos primeros pasos que estoy dando -hacia otros paisajes, hacia otros amaneceres- son a ratos tambaleantes, pero firmes, con la mirada atenta, la conciencia despierta y el alma dispuesta a ser acariciada por ese nuevo futuro que se ofrece ante mí. Motivo de todo ello, de un nuevo rumbo y de un nuevo proyecto personal que se inició hace ya casi tres años, y que empieza a ver algunos frutos en estos meses, es que estaré "apartado" de este rincón, un cierto espacio de tiempo (espero sea corto). No así de las montañas, de las rocas, de los senderos de los bosques, eternos compañeros de viaje que me transmiten calma y sabiduría en momentos oportunos.


Mientras permanezco ausente de éste rincón, os dejo la compañía de unas imágenes que me invitan a soñar, a creer, a seguir caminando, a seguir conectado, cada día más, con nuestras emociones, nuestras necesidades, nuestros valores, nuestro corazón. Seguro que si nos paramos un rato a escucharlo, podremos reconocer cual es nuestro Camino. Entonces, sólo nos queda que comenzar a andar. Nos vemos en las montañas...!!!

27 de enero de 2013

EL CAMINO...

"Los primeros pasos son los más difíciles. A cualquiera le tiemblan los pies cuando se va abriendo su propio camino muy arriba sobre el abismo".

"Cada vez me interesa menos la altura a la que puedo subir o la distancia que puedo caminar. Son los abismos de mi alma , el hecho de estar perdido en la soledad , lo que influye sobre mi curiosidad.

Reinhold Messner.


Siempre pionero, siempre polémico, auténtico, arriesgando en sus actividades y en sus palabras. Nunca nos deja indiferentes. Palabras que nos invitan a la reflexión, a encontrar nuestro lugar, nuestro camino hacia las montañas, hacia los reinos de grises y frío...


15 de enero de 2013

LA FACU / SAVASSONA

Hoy es un día gris y frío. El Invierno nos muestra sus colores, sus texturas, sobre todo en las zonas de montaña, en donde, por fin, está cayendo la tan ansiada, deseada y mágica nieve. Pero hoy no quería hablar de ese manto nevado, gracias al cual, muchos de nosotros hemos puesto en marcha nuestro dispositivo de motivación y nuevos sueños, imaginando y planificando desde éste mismo instante, qué montañas, qué paredes, o por qué laderas ascender con los esquíes, con los piolets, volver a sentir el sonido áspero y antiguo que se escucha cuando las puntas de los crampones se clavan en la nieve dura, tiñendo toda la escena de momentos de intimidad y de presente.


El pasado fin de semana estuvo lloviendo y nevando en media Cataluña (nevando en casi todo el Pirineo y en muchas zonas del resto del país) y a pesar de ello, después de consultar las webs especializadas de meteo, se podía observar que hacia el Sur de Barcelona, la tormenta podía pasar de rasqui y dejarnos escalar un rato. No lo dudamos, y "voto a brios", que acertamos. El domingo pudimos disfrutar de una magnifica jornada de escalada, sin agobios, ni una gota de agua, encontrándonos diversos grupos de amigos y conocidos que huían de otras zonas en las que había o estaba lloviendo.


La zona elegida fue La Facu. Una escuela "clásica", en la que se escala desde los años 70, y que se ha visto rejuvenecida gracias al equipamiento ( y reequipamientos) de nuevas vías. En estos momentos cuenta con unas 75 vías y con dificultades de 4b hasta 6c+, roca caliza con itinerarios verticales y atléticos, y con una altura que ronda desde los 20 a los 35 metros en muchas de sus vías ( al loro con las cuerdas ).  Es por todos sabido que es un lugar en el que se puede escalar durante casi todo el año (a evitar los días más calurosos).


El domingo fue unos de esos días en los que, además de escalar un montón de buenas vías, exprimí la máxima que leí a un conocido escalador de estos lares, y que suelo tener presente en mi vida, de forma habitual, desde que tengo memoria:
"No es lo que escalas, sino el como y con quién". 



Y como no sólo de roca vive el hombre, comentaros un delicioso regalo que me dejo el Tió en casa de una amiga  (gracias Carol, me ha encantado), y que a pesar de no tener una relación directa con nuestra actividad, si que tiene una estrecha vinculación con una de las zonas de bloque, más bonitas y mágicas que solemos frecuentar.


"Savassona, Bosque de sacrificios", es un sencillo y bonito libro que narra la historia de Claudia, una chica curiosa y sin demasiados miedos, que decide hacer un trabajo para el instituto sobre la caza de brujas en Cataluña, y que para ello se va hasta los antiguos bosques de la Plana de Vic, donde hace tiempo que hubo brujas, y que fueron perseguidas. Allí se verá las caras con brujas de verdad, con bandoleros, con nobles de innobles pensamientos y seres de la mitología catalana. Pero además, la intención de la autora, Carolina Lozano, es que destina todos los beneficios que se obtengan de la venta del libro a la Marató de TV3, y que éste año van destinados a la lucha contra el cáncer.


Os dejo el link del proyecto. Savassona, bosque de sacrificios.
Hay edición en catalán y en castellano acompañada de CD, boligrafo, tarjetas, etc...
Y para despedirme, como no, el video de Savassona, con las palabras del conjuro o hechizo, tener cuidado al nombrarlas, no vaya a ser que la próxima vez que andéis blocando por la zona, os llevéis alguna "sorpresa".

"Hécate, Ishtar y Lucifer astado
acudid por la sangre del inocente sacrificado,
porque os llama el mal encarnado en amazona,
porque somos las brujas del bosque de Savassona".

6 de enero de 2013

AÑO 2013...

.-Permitánme que lo dude, sr. y sra Charma, pero no me parece muy normal que deseen tener un hijo así...

...verá, es que nosotros... 

.-Para una persona artificial, zoomórfica y evolutiva, el ansia de tener un bebe creciendo dentro de su cuerpo no parece natural. Es más, me parece absolutamente ridículo.

...pero...


.-La fecundación In Vitro por criopreservación de ovocitos madurados, es mucho más razonable e higiénico que en vivo. Por favor..!!!

...pero es que nos gustaría tenerlo por el antiguo sistema...

.-Hacerlo como los animales...??? Con sangre gritos y dolor..??? Por los nanómetros del primer robot artificial, señor Charma, seamos serios. Ésta es una empresa modelo, moderna y respetable.  



...pero es que mi mujer.. ya está embarazada...!!!! 

.-Entonces, para qué han recurrido a nuestros servicios....??? 

...lo que querríamos es que nuestro hijo....naciera escalador...!!!  Ya sabe..ahorrarle las burlas de los compañeros de la escuela por no querer jugar a fútibol; evitar que las horas de clase en el hibernario matemático le mermen la capacidad de disfrutar de las alturas; que ya desde pequeño sienta curiosidad por saber que hay más allá de éstas cúpulas aislantes; que tenga el deseo de llegar a lo alto de las montañas para sentir, aunque sea por una sola vez en su vida, la mágica sensación que provoca la caricia del aire en el rostro....Esas cosas...


.-IMPOSIBLE...!!! Pero qué se han pensado...???

...pero su compañía dice en el folleto...

.-De ninguna manera, sr. Charma. Sus deseos atentan directamente contra la ética que rige los pilares de ésta empresa, contra las leyes capitolinas y contra los fundamentos básicos de la cosecha de los tributos. Háganse un favor, piénsenlo con calma. Ya verán como en unas semanas olvidan este absurdo y delirante capricho. 



PD 1.- "Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvía..." (Roy Batty). 

PD 2.- Alucino-cyber-cuentito provocado por la larga exposición del que suscribe, a largas sesiones de roca, altura, aire, sol, risas, felicidad...!!! Salud y montañas..!!!