14 de abril de 2014

Espejismo...(ULTRABIKE 2013).

Fue como sí el viento de principios de Otoño los hubiese arrastrado hasta allí esa noche.
Venían desde los cuatro puntos cardinales, acompañados de un fuerte viento, desagradable, cortante y frío. Llegaron flotando como hojas secas y periódicos amarilleados por la humedad, procedentes de mil lugares y de ninguna parte. 


Vestían con trajes y camisetas, pantalones cortos y zapatillas; llevaban mochilas y bolsas de plástico bajo el brazo; susurraban, hablaban a solas o guardaban silencio, como la noche. 
Fue como si el frío viento de Otoño los hubiese llevado hasta allí. Quizás fue así. 

El primer viento del Invierno avisó soplando desde el Norte. Trajo dudas, cielos negros y agua. Era traidor y cortaba como el frío filo de una navaja. Si te tocaba la piel, ya podías taparte hasta las entrañas. Una vez en tu cuerpo, no volverías a ser el mismo. 


Se dispersaron en la noche con sus máquinas, camino de ningún lugar, silenciosos, con el vacío en el estómago y el futuro incierto en la mirada. pero se fueron más vacilantes de lo que habían llegado, como si durante la noche hubieran visto algo impuro y desconocido en su interior. Algo que seguro no iban a olvidar.


Durante horas sucumbieron a la compañía de cielos y bosques, de sonidos que mostraban el presente y de senderos que se abrían al futuro. Las tormentas se abrieron paso de nuevo, dejándoles la piel marcada por la humedad y por la incerteza. Sólo unos pocos llegaron, y unos muchos sucumbieron a la inquietud y desazón de sus almas. 


Se fueron lentamente. Solitarios. Sin el abrigo del grupo, cambiando la seguridad de las débiles luces por la cálida certeza  del regreso. 

Fue como si la noche los arrastrara hacia su negro corazón, desapareciendo de nuevo en la lejanía, como si la oscuridad se los hubiera tragado.

Quizá fue así.


PD 1.- Relato totalmente personal ( y etílico-imaginativo) de lo que aconteció durante un finde del mes de Octubre pasado, durante la 1ª edición de la Ultrabike 2013.  Ya sabéis que si queréis descubrir la verdad...lo mejor es que nadie os la cuente. ;-)

PD 2.- PHOTOS propiedad de Besttrail , con el arte y el buen ojo de Oriol Batista Viñas

9 de abril de 2014

30 DÍAS EN BICI...

Capítulo 1...

Hace unos días que me llegó, vía redes sociales, una curiosa y original iniciativa llamada 30 días en bici, y que tiene como objetivo promover el uso de la "the best machine forever created"... la bicicleta.. !!! 


Y de qué va esto de 30 días en bici...???  Según sus organizadores, sólo hay una norma:
Debes de pedalear a cualquier parte, con cualquier excusa durante todos los días de éste mes de Abril. Da igual donde vayas y con que bici lo hagas... la cuestión es montar en bici: ir a por el pan, pasear, ir al curro con la bici, meterte una paliza con la flaca, darle a la city bike, la fixie, exprimirte junto a tu btt. Y por supuesto, compartir las experiencias en la red.. (of course..)


La idea surgió en 2010 en Minneapolis, y tal como cuentan los organizadores en España, "hemos "robado" ésta idea a nuestros amiguetes de Minneapolis y no pensamos devolvérsela." #30DOB es una comunidad de alegres y variopintos ciclistas que sigue creciendo desde el inicio de la idea.



En mi caso voy haciendo los deberes, y he podido montar todos los días hasta hoy, menos jueves pasado que diluvió en mi zona. (lo que no impidió dedicarme al visionado de fabulosos vídeos bicicleteriles.)
Comencé a pedalear el mismo día 1, y día a día, pedalada a pedalada, aquí seguimos, unos días realizando jornadas de 50 kms con la flaca; disfrutando del atardecer por las carreteras que rodean mi pueblo; paseos sin rumbo para adaptarme a mi retro-bike  (me he de poner a punto para asistir a  La Pedals de clip ) sesiones de duro "muntánbike" por senderos y bajadas disfrutonas al máximo, más flaca, más btt...


Os dejo algunas de las instantáneas de estos días, sugiriendo al personal que pueda leer éstas lineas, probarlo, coger la bici, la del vecino, la de un amigo, salir a rodar, a ver la puesta de sol con la bici, pedalear después de una tormenta; recorrer caminos, senderos, disfrutar de vuestra compañera de dos ruedas, en solitario, con amigos, probar alguna salida urbana (tipo como las que organizan los chicos de Barceloneta Bikes ) disfrutar de la bici.... Te mantiene en forma, es saludable, barato, ecológico, humaniza la ciudad, y te quedas con más ganas de seguir montando, de seguir disfrutando... Probarlo...os va a gustar.. !!!



PD.- Siento dejarlo aquí, pero es que tengo que salir a montar en bici...;-)


4 de marzo de 2014

LA RESPUESTA...

De acuerdo. Sí. Lo acepto. Estaba triste.
Llevaba días preguntándome porque las cosas de este mundo, ya no tenían el mismo sabor, no tenían texturas ni colores.

Creo que hacía tiempo que, sin saberlo, lo tenía decidido.
Me acerqué en silencio hasta las rocas que me vieron crecer y en las que aprendí a confiar en las montañas. Me dejé llevar. Me abandoné por completo a sus formas, sus agarres, su ancestral aroma; de su mano atravesé océanos de piedra y de recuerdos; llevado por glaciares y lejanas cimas conocí el amanecer; seducido por desplomes y repisas de granito conocí el sonido de la noche; antes de ser devuelto a la base de la pared de nuevo.

Mis párpados, suaves y cerrados, arrastraban la huella del abismo y de la soledad; mi boca guardaba el sabor áspero del conglomerado, y mis manos reflejaban una vida en la vertical.

De repente toda aquella gente que gritaba a mi alrededor.
Ahora que tengo la respuesta, ya no tengo más preguntas.
 

PD. Un año algo alejado de las cuerdas y de los gatos (que no de la inactividad) provocan que mi febril imaginación viaje y navegue hacía lugares insospechados, rincones en los que uno se enfrenta, más que nunca, a sus propios temores, a sus monstruos; a los que aprendí a derrotar gracias a las letras, a las palabras, a los cuentitos que, como éste, me invitan a seguir soñando y a seguir caminando.

Un abrazo repleto de energía renovada, de nuevas ilusiones, de sonrisas...!!!

10 de febrero de 2014

RENACER SALVAJE...

Mientras la vida sigue llamando todas las mañanas a mi ventana, uno sigue recolocando aquellos "flecos" y sonrisas que todavía no han sido ordenados o reubicadas en un lugar seguro del alma. En estos días "Inver-primaverales", uno se halla realizando los preparativos de lo que vendrá, haciendo espacio en las estanterías de nuestras entrañas para albergar nuevas emociones y nuevos deseos.


Uno (yo) sigue mirando cada día hacias esos horizontes cada día más lejanos, cada día más asequibles, a ratos recorriendo senderos abruptos y escarpados, a ratos caminos más planos y sencillos de transitar. Uno (yo) sigue pisando esos sendas más "solitarias" y algo alejadas de comodidades y tejados rellenos de antenas que nos comunican con el resto del mundo, pero que nos mantienen alejados de nuestros munditos, de nuestras propias almas.

En estos días a caballo entre nubes y cielos rojos, uno (yo) vive la vida de una forma más "viva", abrazando árboles y acariciando montañas, abandonando parte de la cordura y respirando descalzo y desnudo, latiendo y compartiendo instantes entre senderos y bosques, sintiendo el deseo de volver a abrazar lo  salvaje... 



RENACER SALVAJE

"Despojarme de mi camisa, de mi libro, de mi abrigo, de mi vida. Dejarlos todos, cáscaras vacías y hojas caídas. Ir en busca de alimento y de un manatial.
De agua fresca. 

Encontraré un árbol tan grueso como diez hombres robustos. Las claras aguas derramándose sobre sus cenicientas raíces. Encontraré bayas, manzanas silvestres y semillas, y lo llamaré mi hogar. 

Le diré mi nombre al viento, sólo al viento. La locura nos alcanza o nos deja en el bosque hacia la mitad de nuestras vidas. Mi piel será ahora mi rostro.

Debo de estar loco. La cordura abandonada junto a los zapatos... y mi casa.   
Mis tripas rugen. Avanzaré a trompicones por la hierba y volveré a mis raíces, a mis hojas, a mis espinas, a mis retoños, y temblaré. 

Dejaré la senda de las palabras para adentrarme en el bosque. Seré un Montaraz, y saldré al encuentro del sol, y sentiré como el silencio aflora en mis labios. Como antes las palabras."

NEIL GAIMAN.



15 de diciembre de 2013

TIEMPO DE RESPIRAR...

Tiempo de silencios, de reflexiones, de pararse un momento, mirar a nuestro alrededor, de respirar...


De un tiempo a esta parte, me sorprendo al observar como seguimos cayendo en la tentación (y en la ostentación) de pensar (y divulgar a los 4 vientos, y a ser posible en un tono elevado de voz) que las carreras de montaña, son lo mejor que uno se puede encontrar en la vida (después de un buen vino, e incluso, en ocasiones, mejor que el sexo).
Y añado en el mismo "paquete" de actividades sin las que parece que no podemos vivir, todas aquellas que ocurren en un entorno privilegiado, ilimitado y tan energético como son las montañas. (Unos nos sentiremos más cerca del alpinismo, otros de la escalada, la bicicleta de montaña, el hielo, etc...)


No sólo es lo "mejor que nos podía pasar", sino que además lo convertimos en religión. Y como no tenemos suficiente con  ponernos etiquetas o pertenecer a algún tipo de tribu o grupo, nos "sectarizamos"...

Antes uno salía a correr por el monte. Ahora hacemos Trails; ni siquiera hacemos footing, ahora somos Homo Runners (uys..perdón...hay quién sólo corre Ultras). Las carreras de orientación se han convertido en "Rogaines"; y ya no basta con llegar y acabar una prueba, sino que el objetivo  es ser Finishers.


A todo este batiburrillo de nomenclaturas, le sumaremos las tendencias :
el grupo de montañeses de toda la vida, recios y fornidos, por sus piernas sin depilar los conoceréis; los minimalistas, pecho al descubierto, camiseta a la cintura y esas zapatillas "voladoras"; los que llevan ropa compresiva hasta en los "gallumbos"; los que parecen catálogos 3D en movimiento de tal marca o tal otra; los que corren con camisa (si, si, habéis leido bien, y no precisamente camisas del gigante textil Inditex); los "Killian"...los "Quechua"; y por supuesto los que ya no saben donde más se pueden colocar la Go-Pro.


Erich From, conocido piscólogo y filósofo humanista, escribía que cuando intentamos imitar a los que nos rodean, pasamos desapercibidos, corriendo el riesgo de transformarnos en inconformistas incapaces de rebelarnos contra lo establecido, e incluso perdiendo nuestra libertad. 

El nuevo siglo en el que nos hallamos, está plagado de posibilidades de interacción, de intercomunicación masiva e invasión 2.0, de redes sociales altamente contaminantes que deforman la realidad, priorizando el impacto mediático (recomiendo vacunarse antes), aparcando las emociones y los sentimientos a un lado. 
Nos dejamos arrastrar por el valor (discutible) de nuestros logros y hazañas, dejando de prestar atención, e incluso "despreciando", el hecho de que para algunos (ya quedamos pocos), sea más importante el divertirse corriendo sin rumbo por bosques y montañas que contra el crono; que seamos capaces de disfrutar simplemente escalando, que estando más pendiente del grado de la vía que ha hecho el de al lado; que se me erize la piel subiendo montañas y recorriendo senderos con mi bicicleta, que pedalear obsesionado con los vatios de potencia que he generado...Cómo hemos podido olvidar con tanta facilidad, que la distancia más corta entre dos personas es la risa...???


Tomarnos tan en serio a la hora de practicar este tipo de actividades, ahoga sentimientos, entierra la espontaneidad y aquella frescura con la que comenzamos a dar nuestros primeros pasos, nuestras primeras zancadas, aquellos pimeros pedaleos inseguros, nuestras primeras flechas.

Finaliza otro año más. El Invierno ha entrado de lleno en nuestras casas. 
Quizás sea éste un buen momento para pararnos, para sentir como respira nuestro corazón y como laten nuestros pulmones, para olfatear nuestra piel y la de las montañas, para mirar a nuestro alrededor y esperar la llegada del nuevo año, que seguro llegará cargado de nuevos retos y proyectos en los que ponernos a prueba. Pero sobre todo, no olvidemos nuestra capacidad de disfrutar y de pasar buenos ratos  con los amigos...

Sed felices...!!! Nos vemos en las montañas...!!!



31 de mayo de 2013

ILUSIÓN...

Hace ya algunos lustros que, inquietas y nerviosas, mis primeras flechas comenzaron a volar. Diversos motivos, me han mantenido a épocas totalmente alejado, (y en otros momentos totalmente inmerso y “abducido”), por el maravilloso y apasionante mundo de la arquería. Y sin haber perdido nunca el contacto con los bosques ni con el vuelo de las flechas, diversas circunstancias han provocado que de nuevo me sienta, desde hace ya varios meses, en total conexión (casi mística) con la energía del bosque, el arco, las flechas. 


Tras un par de meses en contacto más íntimo y directo con la arquería (entrenos, recorridos, sesiones de tiro con arco Zen, campamento medieval, talleres de iniciación, etc.) siento en todo mi cuerpo, como se van integrando y recolocando, todos aquellos conocimientos, conceptos, sentimientos y emociones que desde hace años me inundan cada vez que sujeto un arco y una flecha entre mis manos, y que se ve potenciado en estos últimos años gracias a que otros conceptos de filosofía más oriental, forman parte de mi formación y de mi vida. Una de las herramientas que considero me ha ayudado a mejorar y crecer como arquero ha sido la observación interna y la auto-escucha, pero también, todo lo que he llegado a  aprender mirando a otros arqueros-as, observando una y otra vez a cursillistas, a los aprendices de arquero, a mis alumnos, a otros “colegas” y amigos que un fin de semana tras otro, disfrutan de una buena sesión de arcos y bosques.


Hace unos pocos días que se celebró en mi club de tiro con arco, la 5ª prueba de la liga catalana de recorrido de bosque. Además de colaborar en la organización y desarrollo de la prueba, para mí fue un lujo poder disfrutar y aprender, observando y contemplando a los 75 arqueros y arqueras de todas las edades y diferentes modalidades, que a lo largo de toda la mañana disfrutaron (espero y deseo que así fuera) de una buena jornada arquera. 

Durante varias horas pude dedicarme a observar, con calma y sin prisas, todo un amplio muestrario de rituales de  respiración, posición de pies, colocación, ubicación en la piqueta, localizar el objetivo, “dialogar” con él, la mirada instintiva de unos, intuitiva en otros, calculadora en muchos, situar el “focus” (no nos limitamos a mirar el objetivo sino que, además, nos concentramos en él); las diferentes manos de arco, la respetuosa colocación de la flecha, las sueltas (benditas y “condenadas” sueltas), el hermoso sonido del vuelo de la flecha, el impacto en nosotros mismos del “éxito” o el “fracaso”… 


Pero sí algo me cautivó, es que volví a recordar (del latín “re-cordis”, volver a pasar por el corazón), el motivo por el que sigo “vivo” en este camino que algunos iniciamos hace ya largo tiempo; y ello es debido a un aspecto que éste fin de semana pude observar todavía vivo en casi todos los niños que participaron, y por suerte, en algunos adultos. Un componente todavía más imprescindible que técnicas, materiales, u otros aspectos que, aunque “importantes”, no considero tan relevantes o prioritarios para poder disfrutar de la arquería, de bosques, de arcos y flechas. Me refiero a la ILUSIÓN.


La ilusión al colocarnos nuestro nuevo protector de brazo, al sujetar nuestro arco, al hablar de él, al contemplar el vuelo de nuestras flechas nuevas, al escuchar el impacto de la flecha en la diana (cuantas veces olvidamos que el pleno de la diana es el centro de nuestro propio corazón); ilusión al caminar por los senderos, arterias primitivas por las que circula la energía de los bosques; ilusión al compartir conversaciones y sonrisas con los compañeros de patrulla, incluso consiguiendo que olvidemos (a veces) los puntos que llevamos. 


No importa el tiempo que llevemos en esto. Pienso que nunca deberíamos de perder ese aspecto mágico de nuestras vidas. Volvamos a “re-cordar”, en cada ocasión que estemos ante una diana, esa primera mirada a nuestro arco, nuestra primera flecha, nuestro primer recorrido de bosque. Volvamos a recuperar la mirada de aquél niño que un buen día, decidió que quería ser arquero. 


“Algunos arqueros dirán que el hecho de lograr o no lograr dar en el blanco no tiene la menor importancia, ya que la verdadera cuestión es lo que uno obtiene espiritualmente del tiro con arco.” R.B.Acker.

27 de abril de 2013

HASTA EL FINAL...

Si vas a intentarlo ve hasta el final
de lo contrario no empieces siquiera

Tal vez suponga perder novias, esposas,
familia, trabajo y quizá la cabeza.
Tal vez suponga no comer
durante tres o cuatro días

Tal vez suponga helarte en el banco de un parque
Tal vez suponga la cárcel
Tal vez suponga humillación
Tal vez suponga desdén, aislamiento

El aislamiento es el premio
Todo lo demás es para poner a prueba tu resistencia,
tus auténticas ganas de hacerlo y lo harás

A pesar del rechazo y de las ínfimas probabilidades
y será mejor que cualquier cosa que pudieras imaginar
Si vas a intentarlo, ve hasta el final
No existe una sensación igual

Estarás sólo con los dioses
Y las noches arderán en llamas
Llevarás las riendas de la vida hasta la risa perfecta
es por lo único que vale la pena luchar.

Charles Bukowski ( Tira los dados ) 


.- Photo by Ansel Adams 1960.

PD.- Y ahí sigo. Tirando los dados, siguiendo en el Camino, sintiendo, aprendiendo, soñando, viviendo, vibrando...!!! Nos vemos de  nuevo en las montañas.. !!!