7 de marzo de 2017

CONEXIÓN CONSCIENTE...

En estos días revueltos de pre-primavera, de forma algo misteriosa, mi lado oscuro me arrastra hacia lugares nunca olvidados, pero por los que dejé de transitar hace poco más de dos años. La búsqueda de respuestas a preguntas incómodas, me hace recaer en la lectura de un pequeño gran libro del gran escalador americano Ron Kauk: "El espíritu de la roca".


Uno de sus capítulos me vuelve a remover el alma y tras su lectura se me calma de nuevo el pulso.

"Entrar en el movimiento"

"Se me ocurrió el otro día mientras calentaba para ir a escalar con un amigo. Empezamos a hablar sobre cómo sentíamos nuestros movimientos. Por ejemplo, en un boulder de 4 movimientos, haríamos un movimiento y nos quedaríamos en él el tiempo suficiente para sentir lo que pasaba, intentando reconocer cada punto de contacto, relajando la mente para concentrarnos en el sentimiento del cuerpo colgando sólo con lo necesario; después, tendríamos que parar y comenzar de nuevo. Continuaríamos luego hasta el siguiente movimiento, bajaríamos y repetiríamos el proceso hasta el final o hasta que nos apeteciera.


Este camino fue muy interesante para mí: buscar lo que ahora llamo una conexión consciente entre la mente el cuerpo y la roca. La conexión consciente requiere relajarse para captar mejor la acción incluida en cada movimiento. Abrir la mente para recordar cómo practicar algo, no intentar demostrar , competir o conquistar, sino todo lo contrario.
Tenemos que desarrollar nuestros otros sentidos: sentir desde dentro, extender nuestro espíritu hacia el espíritu de la roca. Mi nivel alcanzó una de las cotas más altas posibles de la escalada en roca: el que gana es quién se lleva toda la alegría, felicidad y libertad que cualquiera desearía. ¿ Mencione también la paz y la armonía ?

La perfección de la conexión consciente se obtiene al cabo de mucha práctica. Todo esto se podría trasladar a visitar a los amigos, comer, respirar aire puro, beber agua, vivir un momento sagrado. Y quizá, después de la conexión última, podemos volver a la Tierra, llegar a ser espiritualmente terrenales y, simplemente felices....

¿Qué tal estaría eso...? " RON KAUK.

(Por favor... relájate , clika en el video, lee esto otra vez y recuerda respirar...)




En los reinos del mundo vertical ( y de los espacios abiertos) reside el poder de la conexión consciente de la que habla Ron. Yo lo he vívido, y desde hace algunos años lo voy incorporando poco a poco a mis "otras" actividades: correr sintiendo como cada pisada se hace uno con el espíritu de la montaña, del bosque; cada pedalada conectando con cuerpo y mente, con el paisaje, con el viento en el rostro, con la noche estrellada...


Nuestro espíritu, la roca, las montañas, el aire, los senderos, los árboles, cada uno de nosotros... debe de encontrarse a solas con el Sol, con la Luna, y con el Gran Silencio..."Pues sólo el silencio es la propia voz del Gran espíritu..." (Joseph E. Brown )

Be water my friend...

2 comentarios:

Tranki dijo...

Amén...

Pekas dijo...

Tranki... merçi company.. Qué el Gran Espíritu siga guiando nuestros pasos.. ;-)